AEEFOR demanda un plan de protección de pueblos y núcleos rurales que garantice la seguridad ciudadana ante incendios forestales

Pedro Castro, José Luis Navarro y Francisco Castañares

Pedro Castro, José Luis Navarro y Francisco Castañares

Cáceres, 8 de abril de 2016. La Asociación Extremeña de Empresas Forestales de Medio Ambiente (AEEFOR) ha demandado a la Junta de Extremadura la puesta en marcha de un Plan de Protección de los Pueblos y Núcleos Rurales existentes en el interior de los bosques extremeños para garantizar la seguridad de las personas que habitan en ellos y alejar el peligro de incendios forestales de sus viviendas.

La Asamblea General de AEEFOR, celebrada esta semana en la sede de la Federación Empresarial Placentina, ha ratificado la propuesta expuesta por su presidente, Francisco Castañares, en la Comisión de Investigación de Sierra de Gata.

Una de las actuaciones de este plan consistiría en la eliminación total del combustible, sobre todo el que tiene mayor inflamabilidad, en un radio mínimo de 500/600 metros alrededor de cada núcleo de población habitado.

Para ello, desde AEEFOR se ha pedido a la Junta que adopte medidas urgentes para reducir el alto riesgo de incendios forestales que pueden producirse el próximo verano como consecuencia de la ausencia total de inversiones en prevención de incendios durante los dos últimos años.

 Nuevo modelo forestal

Del mismo modo, se ha insistido en la necesidad de cambiar la política forestal en Extremadura y apostar por un nuevo modelo forestal que tenga en cuenta el peligro de incendios y la lucha contra las plagas forestales, dos de los principales problemas de los bosques extremeños.

El modelo forestal que plantea AEEFOR pasa por la puesta en valor de los productos del monte, principalmente madera y biomasa, y la utilización de éstos para financiar las actividades necesarias para que el monte resista el avance del fuego.

Los cambios de modelo forestal están orientados a la creación de un mosaico en el bosque que impida haya más de 250 hectáreas continuas de coníferas, fraccionando las superficies continuas de pinar que, en la actualidad, junto con la ausencia total de trabajos de prevención y reducción del combustible, son la causa principal de que los incendios arrasen con grandes superficies arboladas, como ocurrió en la Sierra de Gata el pasado verano.

Precisamente, para impulsar este cambio de modelo forestal y definir las medidas contra incendios forestales que deberían aplicarse en Extremadura, AEEFOR y la Escuela de Forestales de la Universidad de Extremadura tienen previsto firmar Convenio de Colaboración.

También con la Escuela de Forestales y en colaboración del Ayuntamiento de Serradilla y las empresas impulsoras, se pondrá en marcha una experiencia piloto que demuestre la viabilidad de los cambios de política y de modelo forestal que propone AEEFOR, para su aplicación futura en todo el territorio forestal de Extremadura, España y toda la cuenca mediterránea de la Unión Europea.

Por último, cabe destacar que tanto el consejero de Economía, José Luis Navarro, como el presidente de la CREEX, Pedro Castro, manifestaron su apoyo a la labor que AEEFOR viene realizando en defensa de las empresas del sector y de los montes extremeños, durante su intervención en la clausura de la Asamblea General.

 En este sentido, José Luis Navarro anunció medidas de apoyo al sector de la biomasa forestal, que serán de gran ayuda para abrir mercados a los productos del bosque y muy eficaces para reducir el riesgo de incendios forestales.

Comentarios cerrados