AEEFOR exige a la Junta que no haga más adjudicaciones a dedo a Tragsa y pide salvar a los trabajadores del ERE

Cáceres, 30 de diciembre de 2015. La Asociación Extremeña de Empresas Forestales y de Medio Ambiente, AEEFOR, exige a la Junta de Extremadura que saque a licitación pública las obras y servicios adjudicados a dedo a TRAGSA y pide que se paralice el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondrá el despido de unos 57 empleados en la región, con otros 30 más en el aire.

AEEFOR considera que la administración extremeña debe actuar para salvar a los trabajadores afectados por el ERE y orientar su política de adjudicaciones públicas a la creación de empleo de calidad.

En este sentido, las empresas asociadas en AEEFOR se muestran dispuestas a asumir, e incluso incrementar, el número de puestos de trabajo que trabajan para TRAGSA y sus filiales, ya que las empresas de la región contarían con una gran capacidad de contratación y ofrecerían estabilidad laboral, negociada con los sindicatos, si la Junta licita todas las obras y servicios que en la actualidad son encomendadas a TRAGSA.

AEEFOR recurrirá todas las adjudicaciones a TRAGSA por la vía judicial

Por otra parte, la Asociación advierte a la Junta de Extremadura que recurrirá todas las encomiendas de gestión a las empresas del Grupo TRAGSA, solicitando en vía judicial la paralización de las adjudicaciones, ya que estas “encomiendas” no son más que adjudicaciones a dedo, que se hacen sin concurrencia competitiva, lo que produce un enorme lucro irregular a las empresas beneficiarias.

Así lo ha manifestado su presidente, Francisco Castañares, tras conocerse que la Junta de Extremadura no sólo no acabará con estas prácticas irregulares, si no que incluso se muestra dispuesta a incrementar las cuantías que ya “regaló” a TRAGSA el gobierno presidido por Monago. De esta manera, el gobierno autónomo se convierte en el mejor cliente que tiene TRAGSA en toda España. “Las cosas que hacía mal el gobierno de Monago, no mejoran porque las haga el gobierno de Fernández Vara”, ha afirmado el Presidente de AEEFOR.

Precisamente, la propia consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha reconocido en la Asamblea de Extremadura que TRAGSA no pertenece a la Junta de Extremadura, por lo que AEEFOR insiste en pedir que la administración autonómica la elimine de los presupuestos como `medio propio´ y acabe con las encomiendas de gestión y adjudicaciones directas sin concurrencia competitiva.

Por este motivo, AEEFOR manifiesta públicamente que acudirá a los tribunales para recurrir todas las encomiendas que se realicen a TRAGSA, ya que este procedimiento supone una gran competencia desleal que perjudica a las empresas extremeñas que, en muchos casos, son subcontratadas por la propia TRAGSA, con bajas superiores al 40% de los importes licitados.

Cabe señalar, además, que las encomiendas de gestión están en el punto de mira del Tribunal de Cuentas, que ya ha planteado la necesidad de una normativa que regule esta fórmula de contratación, que considera abusiva, entre administraciones y entes públicos.

Comentarios cerrados