Francisco Castañares: “Es fundamental que Monfragüe esté en manos públicas”

8/11/2015. La mayor parte de Monfragüe está ya en manos públicas. La Junta de Extremadura ha adquirido más de 1.400 hectáreas del parque nacional por 5,76 millones de euros, lo que facilitará la gestión y conservación del recinto.

El gobierno regional del PP puso en marcha a finales de la pasada legislatura un concurso público para la adquisición de terrenos en Monfragüe. El anuncio de licitación se publicó el 29 de mayo, cinco días después de las elecciones autonómicas, por lo que ha correspondido al nuevo ejecutivo del PSOE la culminación del expediente.

Tal como se anunció en la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno que se celebró en Trujillo el pasado mes de marzo, el 51% de las 18.396 hectáreas de Monfragüe está en manos privadas. De los quince parques nacionales españoles, se trata del que tiene menos porcentaje de titularidad pública. Esto dificulta la gestión diaria del recinto.

Con la adquisición de cinco fincas, la mayor parte del recinto se encuentra ahora en manos privadas
La propia Ley de Declaración del Parque Nacional de Monfragüe, del año 2007, establece la necesidad de aumentar la propiedad pública en el interior del recinto y en su zona de protección mediante la adquisición de fincas, preferentemente por acuerdo con sus dueños.

Con ese objetivo, el concurso planteaba un precio máximo de adquisición de 4.200 euros por hectárea. El presupuesto disponible era de 5.760.136 euros, de los cuales el 80% estaba financiado con fondos europeos. Con esta cantidad se podía lograr un máximo de 1.371,5 hectáreas. El resultado final ha permitido ampliar en 50 hectáreas la superficie adquirida, hasta casi 1.422.

Esto se debe a que entre los criterios de adquisición se primaba la rebaja de la propuesta económica. Junto a esto, se concedía la misma puntuación por terrenos situados íntegramente dentro de la zona de reserva. A partir de ahí, se valoraba en menor medida cuestiones como la superficie de la finca que se ofrecía.

La Junta de Extremadura recibió 22 ofertas, de las cuales ocho fueron excluidas por distintos motivos. De las seleccionadas, once llegaron a la criba final. Atendiendo a los criterios recogidos en el pliego de condiciones, y acorde con el presupuesto disponible (una de las operaciones no ha abarcado el conjunto de la superficie ofrecida por falta de fondos), se ha acordado la adquisición de cinco fincas, situadas en los términos municipales de Jaraicejo, Serrejón y Casas de Miravete.

Los precios oscilan entre 3.800 y 4.200 euros por hectárea. La finca de mayor superficie es de 496,30 hectáreas, por la que se ha abonado 2.084.460 euros; y la de menor tamaño es de 16,77 hectáreas, que ha costado 66.241,50 euros.

Mejorar la gestión

Estas adquisiciones permitirán mejorar la gestión y conservación del parque, que corresponde a la Administración regional. Para Francisco Castañares, presidente de la Asociación Extremeña de Empresas Forestales y de Medio Ambiente (Aeefor), «es fundamental que Monfragüe esté en manos públicas».

Castañares señala que los parques nacionales tienen una normativa muy estricta en cuanto a usos, lo que impide a particulares cualquier tipo de explotación agrícola, forestal, cinegética o turística. La ley permite recurrir a la expropiación, pero supone procesos muy largos y en ocasiones complicados. Por ese motivo, la mejor solución es llegar a acuerdos de compra con los propietarios, como se ha venido haciendo de forma periódica en las últimas décadas.

Como explica el presidente de Aeefor, las actuaciones que acomete la Junta de Extremadura para la gestión y conservación del parque nacional se llevan a cabo sin problemas en suelo público, pero para intervenir en fincas privadas se necesita la colaboración de sus dueños. Ante esto, considera que lo más acertado para la Administración regional es adquirir suelo en un espacio protegido y de gran riqueza natural para la región.

FUENTE: Diario HOY

Comentarios cerrados