La CREEX reivindica la libre competencia en los contratos de obras y servicios públicos regionales y pide a la Junta que suprima las encomiendas de gestión a Tragsa

La Confederación Regional Empresarial Extremeña, CREEX, reivindica la libre competencia en la adjudicación de contratos de obras y servicios públicos en la región y ha pedido a la Junta de Extremadura que suprima las encomiendas de gestión a la empresa pública Tragsa.

Asimismo, denuncia que estas encomiendas de gestión son, en la práctica, adjudicaciones ‘a dedo’ y sin concurrencia competitiva, por lo que demanda a la administración regional que deje de considerar a Tragsa medio propio, tal y como se ha venido contemplando en la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Extremadura en anteriores legislaturas.

De este modo, la CREEX se lamenta del importante volumen de adjudicaciones directas que la Junta ha realizado a TRAGSA durante los últimos cuatro años, en un momento de durísima crisis económica en el que las empresas extremeñas se han visto especialmente perjudicadas, y del abuso que se hace sobre un proceso específico como son las “encomiendas de gestión”, que debe ser excepcional y debidamente fundamentado.

La patronal extremeña está en contra de que la administración regional utilice empresas públicas para la realización de obras y servicios en el territorio extremeño, sobre todo porque la comunidad cuenta con un tejido empresarial solvente, capaz de dar respuesta a todos los retos que puedan afrontarse en el futuro.

En último caso, la CREEX demanda que Tragsa se presente a las licitaciones públicas en igualdad de condiciones que las privadas del sector empresarial extremeño, favoreciendo la libre competencia y la igualdad de oportunidades, aunque conseguir esto es sumamente difícil, por el propio carácter público de esta compañía.

FUENTE: CREEX

Comentarios cerrados