Las empresas forestales piden a Fernández Vara que no se considere a Tragsa medio propio de la Junta de Extremadura

Cáceres, 9 de Octubre de 2015. La Asociación Extremeña de Empresas Forestales y del Medio Ambiente (AEEFOR) rechaza la consideración de Tragsa como medio propio de la Junta de Extremadura, como se ha venido contemplando en la Ley de Presupuestos y solicita al presidente Guillermo Fernández Vara, que elimine ese privilegio en favor de la empresa estatal en las nuevas cuentas autonómicas.

Así lo ha expresado su presidente, Francisco Castañares, tras conocer las declaraciones del presidente de Tragsa, Miguel Jiménez de Córdoba, en su encuentro con Fernández Vara, al que ha reclamado que parte de los presupuestos de la comunidad se destinen a su empresa.

En este sentido, AEEFOR invita a la empresa pública a competir con las empresas extremeñas, en pie de igualdad, por la adjudicación de las obras y servicios que licite la Comunidad Autónoma.

El Presidente de AEEFOR pide a la administración autonómica y a los grupos parlamentarios, que eliminen de la Ley de Presupuestos de la Comunidad a TRAGSA, como medio propio de la Junta de Extremadura y acaben con las encomiendas de gestión de obras y servicios forestales y medioambientales, “que es lo que ha venido a pedir el Presidente nacional de la empresa estatal”.

AEEFOR considera que la presencia de TRAGSA, como medio propio de la administración autonómica, supone “una enorme competencia desleal en el mercado forestal y medio ambiental extremeño” y quiere dejar claro “que la región cuenta con empresas capaces de dar respuesta a las necesidades que Extremadura tiene en estas materias”.

La consideración de TRAGSA como medio propio es un engaño manifiesto, que hasta ahora se ha venido expresando, como tal, en la Ley de Presupuestos. La Junta de Extremadura no tiene el control de TRAGSA, no puede nombrar ni cesar al Presidente ni a sus directivos, ni puede influir en ninguna de las decisiones que la empresa tome. Esa capacidad está reservada al Gobierno de la Nación, accionista muy mayoritario de TRAGSA, a través de la SEPI.

TRAGSA lo que busca es la adjudicación directa de obras y servicios, sin concurrencia competitiva y, por tanto sin las bajas que se producen en toda licitación a la que concurren varias empresas. Eso supone que cada año, el gobierno extremeño regala a TRAGSA, que ni siquiera paga sus impuestos aquí, alrededor de 20 millones de euros, cantidad en la que AEEFOR cifra la baja media que se habría producido en cada uno de los últimos cuatro años, si lo regalado a TRAGSA hubiera salido a pública licitación. Y por cosas como esta, recuerda el Presidente de AEEFOR, hay gente en la cárcel.

Por tanto, lo que los empresarios extremeños del sector forestal piden al gobierno de Fernández Vara es que invite a TRAGSA a competir, en igualdad de condiciones y con los precios del mercado, con el resto de las empresas que operan en los sectores forestal y medioambiental de la región extremeña.

Comentarios cerrados